Web Parcelas eco-residenciales Oasis de la Campana

¡Llámanos!

(56)2 2473 7723

Banner Image

Yaca: Cómo reconocerla para proteger nuestro patrimonio natural

Home > Blog > Yaca: Cómo reconocerla para proteger nuestro patrimonio natural

Yaca: Cómo reconocerla para proteger nuestro patrimonio natural

December 16,2021 propietarios 0 comments

Hace unos años, se viralizó un video en el que se maltrataba a un pequeño animalito. Era una Yaca, mamífero endémico de nuestro país que dado su desconocimiento se encuentra en estado vulnerable, pero cuyo futuro depende de que aprendamos a conocerla mejor.

La Thylamys elegans –más conocida como Yaca o Marmosa Elegante– es un animal endémico de Chile y uno de sus cuatro marsupiales; es decir, es un mamífero cuyas crías nacen en estado embrionario y terminan su desarrollo adheridas a su zona mamaria. La Yaca alimenta a sus crías con leche y su cuerpo está cubierto de pelos de colores grisáceos en los costados, muy claros en la zona del vientre y negros alrededor de los ojos.

foto: ©Dario Podesta

La podemos encontrar desde Antofagasta hasta el río Biobío y prefiere los lugares con vegetación boscosa o matorrales, por lo que es frecuente que habite en la zona central de nuestro país.

“La Yaca, suele habitar en ecosistemas semiáridos y mediterráneos caracterizados por lluvias estacionales en espinales de la zona central, faldas de cerros costeros y precordillera andina. Habita bosques ribereños y zonas con arbustos y matorrales del contrafuerte cordillerano, incluyendo matorrales arborescentes en la parte norte y central de la Cordillera de la Costa. Además, habita el matorral siempre verde degradado e incluso en el sotobosque de algunas plantaciones (área de bosque que crece más cerca del suelo)”, especifica Dusan Boric, académico del Instituto de Biología de la Pontifica Universidad Católica de Valparaíso.

Lamentablemente, estos ecosistemas son unos de los más amenazados que existen en Chile, debido a su cercanía con la población humana y a la amenaza de incendios forestales. La deforestación de bosques debido al fuego o para la construcción de poblados o grandes ciudades han ido reduciendo estos hábitats, dejando en peligro a todas las especies que habitan en ellos.

Asimismo, estos peligros llevan a la Yaca a acercarse a los poblados de la zona precordillerana, registrándose avistamientos del mamífero en casas y parcelas. Es muy importante reconocer que –aunque es similar a un ratón de cola larga– este mamífero no es un roedor y se debe identificar, proteger y cuidar, ya que está en peligro de extinción.

Gracias a sus hábiles sentidos –posee unas grandes orejas, tiene buen olfato caracterizado por su hocico tipo trompa, buena visión y tacto–, a su prensil cola y sus patas con pulgares opuestos, la Yaca es un animal ágil, que trepa rápidamente y es difícil de ver. Sin embargo dada la proximidad de su hábitat con los seres humanos y al desconocimiento de su especie por parte de la población, la Yaca es comúnmente confundida con ratones, lo que la expone a diferentes maltratos.

Cabe destacar que el maltrato a este marsupial constituye un delito, y está penado por la Ley 19.473 de Caza y la Ley 20.380 Sobre Protección de Animales. Es más, esta última normativa señala expresamente que “la libertad de movimiento de los animales no debe ser restringida de manera innecesaria, especialmente si ello les ocasionare sufrimiento y alteración de su normal desarrollo”.

Además, este mamífero se encuentra en la categoría de Preocupación Menor según el Reglamento de Clasificación de Especies Silvestres del Ministerio de Medio, y en la categoría de Rara (R), según la actual Ley de Caza.

Conocer, conservar y proteger

Dado lo anterior, y todos los peligros a los que está expuesta, es importante aprender a conservar los distintos ecosistemas que nos rodean, para así cuidar y resguardar a la Yaca, y al resto de la fauna y flora que existen en nuestro entorno.

Para la Yaca, el depredador más grande de su especie somos nosotros mismos; por ello, es importante que sepamos identificar a este animalito para que ayudemos a su preservación a través de buenas prácticas para la biodiversidad.

“Entre las medidas de manejo para la sobrevivencia de la Yaca está la conservación de los bosques, matorrales nativos y cobertura del sotobosque. Es fundamental proteger la vegetación de quebrada y mantener los arbustos que crecen en la base de los árboles, también evitar la tala rasa e incentivar la educación ambiental”, comenta al respecto Dusan Boric.

“Además, debido a su alimentación basada principalmente en insectos, la Yaca es de muchísima utilidad para el medio ambiente, ya que puede ser una buena controladora de plagas. Asimismo, es fuente de alimentación para águilas, aguiluchos, búhos y lechuzas; y para mamíferos como el zorro chilla y el gato huiña”, agrega el profesional.

Para aportar en el conocimiento de esta especie y de nuestro patrimonio natural, el Proyecto Asociativo Regional (PAR) Explora de CONICYT Valparaíso ha trabajado con el Doctor Dusan Boric, con ilustradores y profesionales de las artes, creando distintos productos en diversos formatos, que han recorrido la Región de Valparaíso mostrando a la ciudadanía las características e importancia de la Yaca.

Un corpóreo, un librillo ilustrado que cuenta las características de la Yaca y la obra de teatro para niños y niñas “Yaca, una carrera contra el Fuego”, escrita por el dramaturgo Gustavo Rodríguez, se han realizado para acercar al público a este pequeño animal.

Actualmente y gracias a un proyecto Fondart, la obra “Yaca: una carrera contra el fuego” se encuentra itinerando por distintas provincias de la Región de Valparaíso, enseñando la importancia de conocer para proteger, y animando a los más pequeños y pequeñas a conocer su entorno, motivándoles con la premisa de que hay mucho por explorar, descubrir y entender.

FUENTE: www.explora.cl/valparaiso

Call Now Button